Una copia de la

Una copia de la "Divina Comedia” , manuscrita por Boccacio y conservada en la Catedral de Toledo, se expondrá en Florencia

Con motivo del séptimo centenario de la muerte del poeta Dante Alighieri

Dentro de las labores de extensión cultural que desarrolla el Cabildo de la Catedral de Toledo la colaboración con museos, archivos y bibliotecas ocupa un papel destacado, especialmente en el intercambio de piezas para exposiciones. En este sentido el códice 104-6 de la Biblioteca Capitular de Toledo viajará próximamente a Florencia como pieza de la exposición Onorevole e antico cittadino di Firenze. La muestra, que permanecerá abierta entre el 21 de abril y el 31 de julio de 2021 en el museo del Bargello, se celebra con motivo del séptimo centenario de la muerte del poeta Dante Alighieri y se centra en su relación con la ciudad de Florencia.

El manuscrito, de 267 folios y fechado entre 1352 y 1356 llegó a la Catedral a finales del siglo XVIII como parte de la biblioteca personal del cardenal Francisco Javier Zelada (1717-1801). Su excepcional valor histórico y literario reside en que es una de las tres copias de la Comedia de Dante escritas de puño y letra por el poeta Giovanni Bocaccio, que precisamente fue quien llamó “divina” a la obra que Dante había nombrado simplemente como “Comedia”. Además, el códice contiene la primera redacción del Trattatello in lode di Dante Alighieri, La Vita Nuova, La Commedia con gli argomenti in terza rima y 15 canciones de Dante.

Previamente al traslado el conservador-restaurador del Archivo, Miguel Ángel Fernández, ha realizado un estudio de la obra y ha determinado un aceptable estado de conservación en general. Así la exposición de este valioso manuscrito puede realizarse con seguridad, aunque siguiendo estrictamente todas las medidas y precauciones de obligado cumplimiento en estos casos. Por otro lado, el propio conservador-restaurador, junto a la responsable de conservación-restauración de documentos en la Fundación Casa Ducal de Medinaceli, María Dolores Díaz de Miranda, procedieron a tomar muestras del manuscrito que fueron analizadas con la técnica de espectrometría de masas en la universidad de Cambridge dentro del proyecto de investigación: Beasts to Craft: Biocodicologia como un nuevo enfoque para el estudio de manuscritos en pergamino. Los resultados confirmaron que el soporte o pergamino de este importante manuscrito es material de piel de oveja.

Los investigadores italianos Sandro Bertelli y Marco Cursi, que han estudiado la obra recientemente, han descubierto que en el último folio del manuscrito Bocaccio había dibujado un perfil de Homero tocado con una corona de laurel. El dibujo se había borrado casi por completo, aunque se ha podido ver con nitidez usando luz ultravioleta.