Santa Misa por el XV aniversario de la muerte de don Marcel González Martín

Santa Misa por el XV aniversario de la muerte de don Marcel González Martín

Este domingo, 25 de agosto, el Sr. Arzobispo presidirá, a las 12:00 h., la Santa Misa en la catedral Primada, en el décimo quinto aniversario de la muerte de don Marcel González Martín.

El cardenal y arzobispo de Toledo don Marcelo González Martín nació en Villanubla (Valladolid), el 16 de enero de 1918. Miembro de una familia modesta, quedó huérfano de padre cuando tenía tres meses de edad. Realizó sus primeros estudios en el Seminario de Valladolid y, más tarde, en la Universidad Pontificia de Comillas, donde se graduó en Teología. El 29 de junio de 1941 recibió la Ordenación Sacerdotal en Valladolid y comenzó su fecunda labor de enseñanza impartiendo diversas asignaturas teológicas en el Seminario Diocesano y de Religión Católica en las Facultades de Medicina y Derecho de la Universidad Civil. 

El 22 de febrero de 1966, el papa Beato Pablo VI hizo público su nombramiento como Arzobispo titular de Case Mediane y coadjutor del arzobispo de Barcelona Gregorio Modrego y Casaus, con derecho a sucesión. Entró en la Archidiócesis el 19 de mayo de 1966 y el 7 de enero de 1967 pasó a ser Arzobispo Residencial de Barcelona, al ser aceptada por el Papa la renuncia por enfermedad de Mons. Modrego. 

Fue el 3 de diciembre de 1971 cuando es nombrado arzobispo de Toledo y Primado de España por el papa Beato Pablo VI, realizando su entrada en la archidiócesis el 23 de enero de 1972, Solemnidad del Patrón de la misma, San Ildefonso de Toledo. 

Durante los veintitrés años en que fue arzobispo de Toledo, se formaron en el Seminario Diocesano e Instituto Teológico San Ildefonso cuatrocientos catorce sacerdotes para la archidiócesis de Toledo y para otras diócesis de España y otros países extranjeros, siendo, al cesar como arzobispo de Toledo, la diócesis con el clero más joven de Europa.  

En 1993 presentó su renuncia al papa como arzobispo de Toledo y primado de España, al cumplir 75 años. El 23 de junio de 1995, dos años más tarde, el papa San Juan Pablo II admitió su renuncia al ejercicio activo del ministerio episcopal, y el 24 de septiembre del mismo año pasó a la situación de arzobispo emérito de la archidiócesis de Toledo. Falleció el miércoles 25 de agosto de 2004 en Fuentes de Nava (Palencia) a los ochenta y seis años de edad a causa de un deterioro generalizado de su salud. Tras un solemne funeral en la Catedral Primada de Toledo —en el que cerca de quinientos sacerdotes y treinta y cuatro obispos, arzobispos y cardenales concelebraron la Misa de Exequias—, fue enterrado, según su voluntad, en la capilla de San Ildefonso, delante del sepulcro del cardenal don Gil de Albornoz, fundador del Real Colegio de España en Bolonia (Italia), de cuyo Patronato formó parte.